Mayor tamaño, mayor sabor.

Más de 57 personas pudieron disfrutar este maravilloso queque.

Fue disfrutado por un cumpleañero de tan sólo dos años, con una familia muy grande y muchos amiguines.

Nos contaron que la fiesta estuvo llena de payasos, música y muchos globos de colores, pero sin duda el queque tuvo un lugar privilegiado.

Dicen que no veían la hora de cantar el “Feliz cumpleaños” para probar una buena tajada. Claro que el cumpleañero pensó que era un adorno y no quería que lo cortaran.

El sabor original de vainilla con dulce de leche fue cubierto por chantilly de caramelo, toda una delicia.

02-1MINION

 

Minion en fondant.

comprar

 

Share Button